planta desalinizadora contenerizada para riego agrícola

El empleo del agua y su gestión es imprescindible para incrementar la agricultura y asegurar la producción. Una razón de peso que justifica la búsqueda constante de soluciones para el abastecimiento de agua para uso agrícola, especialmente en zonas áridas y secas en las que las precipitaciones anuales medias son muy escasas.

Este es el caso, por ejemplo, de Almería. Una de las provincias del país más afectadas por la sequía que vive con frecuencia situaciones críticas.

Garantizar un suministro de agua para la agricultura en Almería es fundamental para no comprometer el sustento económico de miles de trabajadores del campo. No podemos olvidar que se trata de la “huerta de Europa”, la mayor provincia exportadora de hortalizas de España.

Puesto que los veranos no registran lluvias y la temporada seca se extiende por más de seis meses, la desalación se ha convertido en una gran aliada para regar los campos de cultivo almerienses.

Plantas desaladoras de ósmosis inversa para riego agrícola 

Una de las aplicaciones más destacadas del sector de la desalación por ósmosis inversa es el tratamiento de agua salada para el riego de cultivos agrícolas.

La desalación reduce una de las mayores incertidumbres para los agricultores, la disponibilidad de agua para el riego independientemente de las variaciones meteorológicas. Garantiza el suministro hídrico en todo momento para los cultivos y actualmente, gracias a las innovaciones en los equipos de ósmosis inversa, permite abastecer cualquier volumen de demanda de agua.

Gracias a la ósmosis inversa se eliminan del agua salada componentes nocivos para el riego de cultivos. Un proceso que aplica presión sobre una solución de agua salada y la hace pasar a través de membranas semipermeables que permite el paso de agua pura, pero no las sales disueltas.

Desalinizadora contenerizadas para uso agrario 

Una planta desalinizadora contenerizada para riego es una solución rápida y efectiva para la agricultura. Con toda la tecnología de desalación por ósmosis inversa instalada en el interior de un container, es posible transportarlas allí donde sean necesarias.

Ejemplo de estas desaladoras es una de las últimas plantas desalinizadoras de agua salobre que SETA PHT ha suministrado a una empresa agrícola de Almería.

En concreto, se trata de una unidad de tratamiento de agua de red por ósmosis inversa para una producción de 840 m3/d de agua destinada al riego de cultivos.

Dicha instalación está dotada de un cuadro eléctrico y de control, con PLC, variador de velocidad para la bomba de alta y pantalla táctil. Con un sistema capaz de generar listados de diversos parámetros de funcionamiento a través de un puerto situado en la pantalla táctil y mediante conexión a un Scada. Además de la posibilidad de establecer una monitorización desde las instalaciones de SETA PHT.

Esta desalinizadora contenerizada está constituída por:

Todos estos elementos se encuentran instalados en el interior de un contenedor estándar de 40 pies, debidamente acondicionado, desde donde es operada la unidad.

De esta planta desalinizadora contenerizada para riego agrícola, ejecutada en tan solo dos meses, cabe destacar también cómo con estos sistemas de desalación de ósmosis inversa es posible conseguir una reducción de la conductividad del agua de 3410 µS/cm hasta un nivel por debajo de 150 µS/cm, permitiendo, mediante un sistema de mezcla, ajustar la salinidad del agua producto al nivel deseado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *