Plantas potabilizadoras móviles

El agua es un bien escaso desde hace tiempo y en los próximos años se va a agudizar como consecuencia del cambio climático y calentamiento global de la tierra. El riesgo es emergente y buscar soluciones de abastecimiento una prioridad. 

Ante esta situación,  son muchos los que piensan en las bondades de las plantas potabilizadoras móviles. Hasta el momento la mejor opción para suministrar agua apta para el consumo humano en estados de emergencia o tras una catástrofe natural. También para llevar agua potable a poblaciones que carecen de este recurso y a zonas de difícil acceso donde no es posible construir una red de distribución. 

A su estructura compacta, portátil y altamente resistente a las situaciones más extremas, hay que sumar que estas plantas potabilizadoras móviles tienen todos los equipos necesarios para la potabilización integrados en el interior de un remolque, el cual facilita el transporte de las mismas por vía terrestre o marítima para ser trasladadas a cualquier parte del mundo. 

Al mismo tiempo, las plantas potabilizadoras móviles están diseñadas de forma modular, lo que facilita incluir subsistemas para eliminar elementos contaminantes específicos de la ubicación como arsénicos, fluoruros o metales pesados entre otros. 

Funcionalidad de estaciones potabilizadoras móviles

Se caracterizan principalmente por su adaptabilidad a las exigencias y circunstancias del lugar en el que se vayan a instalar, pudiendo hacerlo de forma temporal o permanente. 

Otra de sus peculiaridades es que están diseñadas para un consumo de energía mínimo, posibilitando su operación con renovables. Al mismo tiempo, están pensadas para funcionar sin necesidad de personal especializado o de forma completamente autónoma. 

Operatividad de las plantas potabilizadoras móviles

Gracias a la integración de tecnologías de filtración y desinfección, son también operativas en cualquier tipo de agua, independientemente de su procedencia (agua dulce, agua salobre o agua de mar).

De hecho, para proporcionar agua potable de calidad, libre de contaminación y bacterias, las potabilizadoras móviles siguen las mismas líneas de tratamiento e integran los mismos procesos de potabilización que cualquier otra planta potabilizadora fija como:

Primera etapa del proceso de filtrado, su función principal es eliminar partículas suspendidas en el agua.

Durante la precloración se incorpora un agente que produce formas activas de cloro para eliminar manganeso, hierro, algas y bacterias entre otros elementos contaminantes. 

Es el proceso por el cual un medio filtrante o filtro permite el paso del agua al mismo tiempo que retiene las partículas sólidas. 

A grandes rasgos, durante la ósmosis inversa se hace pasar el agua por prefiltros y postfiltros, además de por una membrana semi permeable. Tanto los filtros como la membrana tienen por objetivo retener toda la concentración de sales que se encuentran disueltas en el agua. De este modo, a la salida de la ósmosis es posible obtener agua de calidad. 

En esta etapa se re-clora el agua con el fin de mantener unos niveles de cloro residual libre altos y así generar agua segura para una descontaminación efectiva.

Ventajas de las plantas potabilizadoras móviles

Tras haber mostrado su máxima utilidad en poblaciones aisladas, asentamientos temporales, operaciones militares, cuerpos de paz, emergencias o desastres naturales, las estaciones potabilizadoras son ya la solución inmediata para potabilizar agua.

Por todo ello, no es de extrañar que hayan sido homologadas por movimientos humanitarios como Cruz Roja Internacional  y utilizados por instituciones públicas y privadas como AECID, UNICEF, Acción Contra el Hambre, … en todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *