Plantas potabilizadoras de emergencia

SETA PHT fabrica, desde el año 1995, plantas potabilizadoras de emergencia sobre remolque todoterreno para diferentes ONGs, fundaciones, gobiernos, y departamentos de prevención, mitigación y atención de catástrofes naturales.

A día de hoy, nuestras plantas potabilizadoras móviles ya han facilitado el acceso a agua potable a miles de personas que se han visto afectadas por desastres naturales como lo fueron el huracán Mitch, las inundaciones de Filipinas o el terremoto que sacudió el sureste de Irán en 2018.

Plantas potabilizadoras SETAQUA 2E

Las plantas potabilizadoras de emergencia SETAQUA 2E están diseñadas en remolques 4×4 para cumplir funciones todoterreno, ya que están destinadas a zonas que han sido devastadas y en las que el acceso a las poblaciones y fuentes ha sido destruido o se encuentra en muy mal estado.

Nuestros equipos móviles son operativos con cualquier tipo de agua. Son altamente resistentes y están diseñados para funcionar en las situaciones más extremas sin necesidad de personal especializado.

El modelo SETAQUA 2E puede instalarse de manera temporal o permanente para suministrar agua potable hasta 5.000 personas en el mismo lugar donde va a ser consumida.

Además, cuentan con todo el equipamiento necesario para el abastecimiento de agua: herramientas, laboratorio y los consumibles necesarios para operar durante 3 meses.

Funcionamiento de los equipos SETAQUA 2E

El funcionamiento de estas plantas es muy sencillo. Cuentan con una plataforma autónoma que dispone de un generador en la parte frontal apoyado en una lanza, lo que hace que no dependa de ninguna fuente de energía.

El único requerimiento es introducir una bomba sumergible en la fuente de agua, ya sea un río, un pozo, un lago,,… De este modo, el agua sin tratar entra al sistema a través de un coagulador en forma de espiral, el cual cuenta con una dosificación previa de coagulante. A continuación el agua pasa a una cámara que dispone de tres funciones: un coagulador secundario, un floculador y un decantador lamelar.

Una vez completado este proceso, el agua se almacena en un depósito de agua clarificada. En este punto, el agua recibe la cantidad de cloro necesaria para desinfectar a unos niveles muy elevados y asegurar que todas las bacterias y materia orgánica son eliminadas.

Durante el siguiente paso, una bomba aspira el agua de este depósito y la conduce a través de unos filtros de sílex-antracita y carbón activo para eliminar el cloro y otros compuestos que se hayan podido producir durante la oxidación como fenoles o clorofenoles.

Para finalizar el tratamiento, se dosifica un cloro residual para que no tenga ninguna contaminación posterior y se contabiliza el agua que se está produciendo.

Tras el mezclador, el agua se dirige a un depósito colapsable de unos 5.000 a 10.000 litros en el que ya, por último, acaba en una espina de distribución con 6 grifos para suministrar agua a la población y también una toma para rellenar camiones cisterna.

Potabilizadoras móviles SETA PHT

Nuestros equipos de potabilización móvil están homologados por Cruz Roja Internacional y son utilizados por instituciones públicas y privadas en los cinco continentes como AECID, UNICEF, Canal de Isabel II, Acción Contra el Hambre, …

A continuación podrás ver una de nuestras últimas entregas. En concreto una planta potabilizadora móvil de emergencia destinada a Cruz Roja Venezuela a través de la plataforma de Panamá con capacidad para suministrar 3.000 litros de agua/hora.

 

Descarga el dossier SETA PH Technology

Productos y Experiencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *